ESTUDIOS
2000 Estudios sobre las obras de Eduardo Chillida y Ramírez Villamizar
1999 Exploración de formas plásticas cinéticas. Estudios sobre la obra de Kandinsky y Calder,
1998 Nuevas técnicas de expresión y modelado. Investigación sobre resinas y acabados. Estudios sobre la obra de Moore.
1997 Creación y producción del programa piloto para T.V Vive y Palpita. Ecología y Tradiciones Culturales Colombianas
1996 Curso. La imagen como medio de expresión. Maestro Juan
1997 José Vejarano. Asistente de Dirección Programa Acto x Acto para T.V
1995 Investigación sobre Shell Mold Casting
1994 Taller. Fundición a la cera perdida. Maestro Emiro Garzón
1993 Taller de Dibujo con modelo. Maestro Justiniano Duran
1987 Apertura Taller de Escultura y Cerámica. Cajicá (Cundinamarca).
1981-1983 Investigación y análisis de los grandes maestros de la escultura como Miguel Angel, Rodin, Brancusi, Negret, Arenas Betancourt.
1984 Taller de Escultura. Maestra Nijole Sivickas
1983 Taller de Cerámica. Maestra Tina Vallejo
1983-1988Estudios de Periodismo Universidad de Navarra Estudios de Biología Universidad de los Andes

Biography/ Biografia

 

 

Maria Isabel Gonzalez was born in Bogota (Colombia) and raised up in Spain. She studied one year of Biology at Andes University in Bogota and 4 years of Journalism in Navarra´s University in Spain. After 2 years of working as a journalist she decided to start her art career by her own, studing the great masters of sculpture , visiting some artist´s studios and learning drawing by drawing every day with nude models while bringing up her three children.

Her first human figure bronze called “Disenchantment” which belongs to her first stage called LIFE MOMENTS was exhibited at Dinners Gallery art, one of the most important art galleries in Bogota in 1990. Her second series untitled 500 YEARS OF INDIFERENCE is about Colombian violence in which it should be pointed out two pieces: Land –mine which was sold at auction at Club del Nogal with another art pieces from the greatest art Colombian masters as Obregon, Villamizar, Negret among others; and the sculpture entitled 500 years of indifference which won the sculptors price at the Rotaries Club in the World Trade Center. During 2007 she works her series LIFE AS A CARNIVAL in which she makes an approach to abstraction of the human figure, relevant pieces of this stage are Ecstasy and Demagog which is now in an art collector´s house in Manhatan.

Since 2000 she has joined 13 group exhibits and 12 solo exhibits in Colombia, Europe and USA. Her work comes from a deep passion for nature and a social denounce of corruption and injustice in Colombia. She is continuously searching for different elements from bronze through resins, still sheets to express her ideas, and nowadays aluminum sheets to express the lightness and the colorful of the nature, specially the birds and subjects related to deforestation.

Nací en Bogotá y siendo apenas una bebe de seis meses mi familia se traslado a vivir a España. Recuerdo que a los 7 años me gustaba construir instrumentos musicales a partir de cajas de cartón y aunque detestaba las clases de arte y manualidades del colegio, en mi casa pasaba largas horas creando objetos con cartones, papel, alambres o lo que tuviera a la mano. La primera vez que sentí claramente esa pasión por la escultura, fue a los 8 años durante una película francesa en la que vi a una mujer soldando laminas de hierro en un galpón, este sería mi secreto mejor guardado durante muchos años no solo para mí sino para mi familia y amigos pues tuve que pasar por varias universidades para finalmente rendirme a mi verdadera vocación y aceptar el precio que hay que pagar por dedicarse al arte.
De pequeña Tan solo había escuchado sobre las hazañas de mis ancestros políticos o militares y la verdad es que no tocaban ni remotamente mis sentimientos. Lo que yo no sabía en ese entonces era que Beatriz Daza, la gran ceramista colombiana era de mi familia, que mi abuelo Ernesto González había diseñado el Teatro Faenza y que el "tío pepe" había sido el arquitecto de la Catedral de sal de Zipaquira. Tuvieron que pasar 20 años para reconocer que mi espíritu creador podía tener relación con mi familia.

En plena adolescencia soy arrancada de mi tierra y trasplantada en Colombia donde acabo el bachillerato. Viajo a Michigan para estudiar ingles y me graduo en el Lasher High School (Michigan) Mi profunda pasión por la naturaleza me impulsa a estudiar Biología en la Universidad de los Andes pero al año decido irme de vuelta a España donde hago estudios de Periodismo en la Universidad de Navarra.

Cuatro años son suficientes para dejar algunas creencias y abrir mi espíritu a otras corrientes de vida. En una escapadita de las rígidas estructuras mentales de La Universidad de Navarra , me encuentro en Paris con las obras de arte del Museo de Orsay que ya había visto en mis clases de arte en la facultad de Periodismo y se comienza a despertar en mi ese cosquilleo creativo que había sentido a los 7 años después de aquella película de la escultora francesa, sin embargo no le doy crédito a este segundo llamado que me hace el arte y regreso a Bogotá con la idea de ayudar a construir un país más justo a través del Periodismo.
Trabajo dos años como periodista en los programas de televisión del conocido periodista español José Fernández Gómez y en otros medios escritos a través de los cuales descubrí que todos mis desvelos en la Universidad de Navarra solo me conducirían a ser una mensajera mas del poder de turno o una periodista muerta, así es que me refugio en un ashram a practicar meditación y servicio durante 3 años. Una vez desencantada de las organizaciones humanas de cualquier índole, decido que lo mío es el arte y comienzo mi recorrido por talleres como el de las ceramistas Vicky Possin, Tina Vallejo y la escultora Nijole Sivichas.

Estando en esta exploración por el mundo del arte, me encuentro con un pintor que acaba de llegar de Italia y me caso con él. Después del segundo hijo, decido regresar a mis estudios de escultura pero no es fácil. Cada vez que pretendo avanzar en mi carrera de arte, mi matrimonio se desmorona. Vivimos en Cajica, Tabio, Chia , San Andrés y Popayán para finalmente radicar el hogar en Bogotá. En la mesa de la sala creo SUEÑOS que es mi primera obra. Tomo clases de dibujo con modelo en el taller del artista Justiniano Duran y un día a la semana varios artistas nos reunimos a dibujar con modelo en mi casa antes de que lleguen mis hijos del colegio.

Fundo en bronce mi primera obra SUEÑOS en el taller del escultor Emiro Garzón quien me enseña la técnica de la fundición a la cera perdida. Me voy con mi obra debajo del brazo para la entonces Galería Diners y la directora Cecilia Zambrano me la exhibe inmediatamente. Así es como finalmente comienza mi carrera autodidacta en el mundo del arte ya divorciada y manteniendo sola a mis dos hijas.De 1999 a 2013 he participado en 13 exposiciones colectivas y 12 individuales en Colombia, Europa y Estados Unidos en las que reconocidos coleccionistas han adquirido mi obra. Según el tipo de trabajo que quiero crear, utilizo el bronce, el cemento, la resina, el hierro o el aluminio. He creado tres series que he denominado MOMENTOS DE VIDA, GRITOS DE SILENCIO y LA VIDA ES UN CARNAVAL a través de las cuales he podido expresar mi sentir individual y social aunando así mis estudios de periodismo con los del arte para expresar mi particular percepción de la realidad que vivo y me rodea. Actualmente estoy trabajando con lámina de aluminio en la serie PAJAROS DE COLOMBIA y simultaneamente he concluido una obre titulada TRANSNACIONALES en resina, acero y tela, que plasma mi pensamiento respecto al nuevo colonialismo del que Colombia es victima.

COMENTARIO SOBRE LA OBRA

La escultura en María Isabel González
Mauricio A. Vásquez P.
"...Si la forma a la que recurre el arte sólo es forma, si no está impregnada de sentimientos humanos, se quedará en forma, los materiales en materiales, los objetos se quedarán en objetos..."
Gao Xingjian
La anterior idea, expuesta por el premio Nobel Gao Xingjian se articula muy bien en la obra de María Isabel González, ya que su trabajo plantea un viaje directo al campo de la emoción... de la emoción contenida en sus figuras y de lo que casi todas ellas transmiten, las figurativas y las abstractas, pues expresan un hondo sentir, y en ocasiones, un erotismo que se convierte en puente entre la obra y su posible espectador.
Por eso y por asociación de ideas, es pertinente traer a colación lo que para los griegos fue la Katábasis(el descenso, lo iniciático)y la Anábasis(el ascenso, lo revelatorio) cuando se trata del proceso creativo de esta escultora.Viene a ser algo así, como que sus figuras pueden ser hijas, producto o resultado de un viaje órfico, que pretende ir a las profundidades mismas del ser y de la materia, al infierno, para rescatarlas en la travesía de vuelta en unas formas que pueden contener lo trascendente; un Eros cósmico que invita a pensar en aquello que perdura y que tiende al infinito.
La escultura, sería entonces para María Isabel como una especie de alquimia que une el principio creador con su contrario: abre, deslinda y a la vez indica una carencia que debe ser colmada.

Las figuras que están inmersas en un mundo erótico, pleno de configuraciones, de insinuaciones, no se libran del todo de la figuración, aunque también ha explorado otros caminos, otras apariencias, otros contornos. Eso sí, siempre en busca de las esencias, las que sean, las que le interesan, lo que encierra la naturaleza de las cosas, lo que constituye al hombre, lo que está en lo más hondo de su ser.
Otras obras denotan un estado de bienestar (interior y exterior) que transmiten signos de vitalidad, y algunas representan todo lo contrario, son su opuesto. Sin embargo, todas se unifican en el hecho de que no nacieron de un gesto totalmente racional, sino que como algo congruente, demuestran que se han originado gracias a un flujo psíquico y otro físico que le es vital: reclamo de la propia existencia de la escultora. Este acto germinal, le permite a María Isabel salirse de la prisión de su piel y tal vez por eso, las esculturas parecen que en ocasiones abrasaran, tanto en lo contenido como en lo continente.
La relación con el instinto actualiza a la artista un sentido de realidad que la arraiga a este mundo, pero que a su vez le presenta otros paisajes, siempre nuevos, siempre desconocidos: su obra misma.
Así, su proceso creativo rompe las trabas que padecen muchos seres contemporáneos, a quienes se les dificulta el camino hacia la vida instintiva y hacia lo espontáneo, y no consiguen por tanto, encontrar la completud.
Como ya se dijo, la escultora utiliza las figuras como un símbolo de reconocimiento de sí: el arte es entonces un fin y a esta meta se llega luego de escudriñar una materialidad que se concreta en espacio que muta hacia lo absoluto; su obra lo patenta, no pierde la capacidad de decir, de cuestionar ni de poner de presente lo que está ahí pero no se ve; al contrario, su lenguaje se potencia.

La artista, se reconfirma de este modo como un ser humano que es capaz de expresar, ajena a la moda e independiente de los espacios meramente conceptuales; la escultura es un ancla a su tierra particular.
Para cerrar esta breve reflexión sobre la obra de María Isabel González, no sobra volver al principio, para acudir de nuevo con el posible espectador y su capacidad de leer.
La distancia entre el arte y quien se relaciona con él, su aleatorio lector, se acorta en la medida en que se entienda que la mencionada relación con la plástica, depende del potencial sensible de cada ser humano y que, como también lo planteó Gao Xingjian: "(...) los mejores garantes de la comunicación son los sentimientos y la conciencia común a todos los hombres, más allá de etnias y nacionalidades, lenguas y culturas, la historia y la actualidad".
Mauricio A. Vásquez P.
Departamento de Artes Plásticas Biblioteca Luis Ángel Arango
Curador Galeria La Motta
Departamento de Educación Museo de Arte Moderno de Bogotá
Coordinador Cultural Radiodifusora Nacional de Colombia

 

 

 

 

  • Homenaje a Mi Respiracion
    "Porque tú y yo danzamos como eternos amantes que sin tocar se tocan... Porque tú y yo somos UNO y en tu eterno vaivén me acaricias penetrándome la vida, transformando en nubes mis rocas" María Isabel González
    María Isabel González

Información de contacto

Your email address will never be shared.
Formulario inválido
Sent successfully!
Address
Bogotá
Correo electrónico
comunicando2016@gmail.com
Phone
304 402 33 57
Website